Los precios bajaron en febrero un 1,1% con relación al mismo mes de 2014, según el indicador adelantado elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este son ya ocho los meses con la inflación en terreno negativo.

Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría un aumento de dos décimas en su tasa anual, ya que en el mes de enero esta variación fue del -1,3%. Este incremento se explica, principalmente, por la subida de los precios de los carburantes (gasoil y gasolina), según ha explicado el INE en su nota.

Entre enero y febrero, los precios de consumo han aumentado un 0,2%, lo que está muy influenciado por el hecho de que el primer mes del año experimentara bajadas de precios por el efecto de las rebajas.

En cuanto al IPCA, que es el indicador armonizado con la UE, se sitúa en febrero en el -1,2%, con lo que la tasa anual aumentaría tres décimas respecto a enero.

Fuente: Diario Expansión